Cómo castigar al niño

Cuando los papás deciden castigar a  su retoño, sucede que muchas veces no se logra el efecto que debería y el hijo no se instruye lo que los padres esperan. Por eso, es primordial situarse en el lugar del niño e pretender indagar lo que piensa y cómo procede para saber a lo que los adultos deben hacer en relación a esa conducta.

El castigo es uno de los procedimientos más usados por los padres, sin embargo está indicado que no es el más positivo, no obstante depende de la edad del hijo.

Cuando los hijos son muy chicos, de 0 a 3 años, el castigo es un técnica mucho más segura que con algo más de edad, ya que ellos captan mucho antes la enseñanza.

ninocastigado Cómo castigar al niño

Los bebés entienden el castigo como un progreso, como una especie de prueba de sus caracteres y su forma. Si los padres son considerados y lo saben hacer, el castigo del hijo logra convertirse en una enseñanza a largo plazo por parte del niño.

De todas maneras, es elemental que el castigo no sea riguroso y el niño no note agresividad en la conducta de sus padres, porque eso a la larga puede ser perjudicial para el crecimiento del niño.

Desde pequeños, los hijos aprenden e interiorizan muchas cualidades y sensaciones que los adultos no descubren, razón por la que los papás deben ser habilidosos y hacer entender al pequeño el propósito de su castigo, el por qué.

Cuando los papás crean adecuado castigar al hijo porque haya hecho algo erróneo, deben pensar que el hijo no entiende el castigo de la misma forma y logra verlo como un sencillo juego e incluso valerse de ello.

El hijo entiende el castigo como pretenden los padres que lo haga, a muy largo plazo y cuando se trabaja con él, es indicar, cuando se le hace deducir lo que ocurre y las razones.


Etiquetas:

Bebés, castigar, como castigar, como castigar a un niño, consejos,

Relacionados: