Porque Los Hombres Casados Buscan Amantes

porque los hombres casados buscan amantes

A veces no entendemos porque los hombres casados buscan amantes si aparentemente son felices con sus esposas? Y es que ser engañado por un ser amado puede ser muy doloroso. En general, la gente que es engañada sufre muchísimo. ¿Te puedes imaginar lo que se siente cuando una persona es engañada y mentida por su pareja, con la que ha deseado pasar toda su vida? Estas personas se sienten enojadas, decepcionadas y quebrantadas. Lo primero que les viene a la mente cuando se les engañan es: ¿Por qué pasó todo esto, qué hice para que mi pareja me engañara?.

Porque Los Hombres Casados Buscan Amantes

Si bien tanto los hombres como las mujeres hacen trampa, las estadísticas revelan que más hombres que mujeres han admitido haber tenido relaciones sexuales después del matrimonio. Las mujeres son seres muy sensibles y es emocionalmente traumatizante cuando los hombres las engañan. Se encuentran angustiadas por la pregunta: ¿Por qué sucede esto, por qué engañan los hombres casados? No se trata sólo de amoríos fugaces, muchas veces las mujeres descubren que sus maridos llevan adelante aventuras de larga duración y se preguntan sobre su pareja ¿por qué los hombres casados tienen aventuras de larga duración?.

Para tu alivio, expertos en relaciones responden esta pregunta a continuación para ayudarte a entender y hacerte conocer 10 de los motivos por los cuales los hombres engañan:

1) Los hombres engañan debido a la falta de madurez

Los hombres, en general, tendrán una infinidad de razones por las que se involucran en relaciones extramatrimoniales. Se ha notado un tema común de inmadurez emocional con aquellos que actúan en los aspectos emocionales y físicos del engaño. Falta de madurez para invertir el tiempo, el compromiso, y la energía para trabajar a través de cuestiones fundamentales dentro de su relación matrimonial a menudo no es una prioridad. En cambio, estos hombres a menudo eligen participar en actividades que son perjudiciales tanto para sus seres queridos, sus familias y ellos mismos. Las repercusiones devastadoras que a menudo vienen con las secuelas del engaño no se consideran hasta después del hecho. Los hombres que engañan tienen una tendencia visible a ser imprudentes. Sería de gran ayuda para los hombres que están contemplando engañar, pensar largo y tendido, si el asunto vale la pena como para herir o posiblemente perder a la persona que dicen amar. ¿Vale la pena apostar por tu relación?

2) Los hombres engañan cuando se les hace sentir menospreciados

¿Por qué hacen trampas los hombres? Un sentimiento de menosprecio es un preludio importante a la necesidad de hacer trampa. Los hombres (y las mujeres) se entregan a las trampas cuando se sienten menospreciados. Cuando a los cónyuges se les hace sentir repetidamente como si fueran menos de lo que son, buscan encontrar a alguien que los haga sentir como una prioridad. En esencia, tratan de llenar el vacío que su pareja solía ocupar. Buscar atención fuera de una relación es una señal de que sus parejas les hicieron sentirse menos. Buscar atención fuera de una relación es una señal prominente de una traición emergente en una relación.

3) Los hombres se avergüenzan de su deseo de placer

¿Por qué los buenos maridos tienen aventuras? La respuesta es – Vergüenza! ya que muchos hombres que han engañado tienen en común -tanto homosexuales como heterosexuales- un cierto grado de vergüenza acerca de sus deseos de placer en la intimidad. Un hombre que engaña es a menudo alguien plagado por un fuerte pero oculto sentido de vergüenza acerca de sus deseos sexuales. Muchos de ellos aman y están profundamente dedicados a sus parejas, pero con el tiempo desarrollan un miedo intenso a que sus deseos sean rechazados. Cuanto más nos acercamos a alguien que amamos, más familiar se vuelve el vínculo y, por lo tanto, más difícil es buscar placer como individuos – especialmente cuando se trata de sexo y romance – sin lastimar potencialmente a la otra persona de alguna manera y sin sentir vergüenza como resultado.

En lugar de arriesgarse a la vergüenza de exponer sus deseos y ser rechazados, muchos hombres deciden tener ambas cosas: una relación segura y amorosa en casa y una relación sexual emocionante y liberadora en otro lugar. Los terapeutas recomiendan a las personas a superar la difícil tarea de negociar las necesidades sexuales con sus parejas, en lugar de recurrir a trampas o rupturas innecesarias. En muchos casos las parejas deciden permanecer juntas como resultado. En algunos casos, un diálogo franco y transparente sobre deseos conflictivos puede llevar a la separación necesaria. Pero negociar abiertamente las necesidades sexuales es mejor para todos los involucrados que engañar a su pareja y romper las reglas mutuamente reconocidas de la relación.

4) Los hombres a veces tienen trastorno de intimidad

¿Qué hay que tener en cuenta en los hombres que engañan? Cualquier señal de que su hombre está lidiando con problemas de intimidad podría ser una bandera roja. Los hombres hacen trampas porque tienen un trastorno de intimidad, ya sea que hagan trampas en línea o en persona. Es probable que no sepan cómo pedir intimidad (no sólo sexo), o si lo hacen, no saben cómo hacerlo de tal manera que se conecte con la mujer. Entonces, el hombre busca un sustituto barato para calmar sus necesidades y deseos de intimidad.

5) Los hombres engañan porque eligen hacerlo

Nada “hace” que los hombres engañen a sus parejas, los hombres engañan porque así lo desean. Engañar es una elección, él elegirá hacerlo o no hacerlo. El engaño es la manifestación de asuntos no resueltos que hasta ahora no se han resuelto, un vacío que no se ha llenado y la incapacidad de comprometerse plenamente con la relación y su pareja.

6) Los hombres engañan debido al egoísmo

Hay muchas razones por las que los hombres engañan, como por ejemplo sentirse deseado, la emoción de la conquista, sentirse atrapado, infelicidad, etc. Detrás de todas estas y otras razones está el EGOÍSMO. Un egoísmo que triunfa sobre el compromiso, la integridad de carácter y el honrar a otro por encima de uno mismo.

7) Los hombres engañan debido a la falta de aprecio

Mientras que hay numerosas razones declaradas, un tema que corre a través de los hombres es la falta de apreciación y atención. Muchos hombres sienten que trabajan duro por sus familias, internalizan sus emociones, pueden sentir que han estado haciendo mucho y que no han recibido lo suficiente a cambio. El asunto ofrece la oportunidad de recibir admiración, aprobación, nueva atención, viéndose a sí mismos de nuevo en los ojos de otra persona.

8) Los hombres buscan amor y atención

Hay algunas razones por las que los hombres engañan, pero la que más me llama la atención es que a los hombres les gusta la atención. A menudo, especialmente en nuestro ritmo rápido en lo que todo se hace de prisa, las parejas están tan ocupadas que se olvidan de cuidar el uno del otro. Las conversaciones se centran en la logística, “quién recoge a los niños hoy?”, “No olvides firmar los papeles para el banco”, etc.

Los hombres, como el resto de nosotros, buscan amor y atención.

Si se sienten ignorados, intimidados o regañados constantemente, buscarán a alguien que los escuche, los detenga y halague y los haga sentir bien, a diferencia de como se sentían con su propia pareja, un fracaso. Los hombres y los asuntos emocionales van de la mano cuando hay una falta de atención por parte del cónyuge.

9) Los hombres necesitan que su ego sea acariciado

La razón más común es la inseguridad personal que crea en ellos una gran necesidad de que su ego sea acariciado. Cualquier nueva “conquista” les da la ilusión de que son maravillosos. Pero como se basa en la validación externa, en el momento en que la nueva conquista se queja de cualquier cosa, las dudas vuelven con una venganza y necesita buscar una nueva conquista. En el exterior parece seguro e incluso arrogante. Pero es la inseguridad lo que lo impulsa.

10) Los hombres se desilusionan con su matrimonio

A menudo los hombres engañan a sus esposas porque se han desilusionado de su matrimonio. Pensaron que una vez casados, la vida sería genial. Estarían juntos con su cónyuge y podrían hablar todo lo que quisieran y tener sexo cuando quisieran y vivir juntos en un mundo sin obstáculos. Sin embargo, comienzan a hacer la vida juntos con el trabajo, las responsabilidades financieras y tener hijos. De repente el placer se ha ido. Parece que todo tiene que ver con el trabajo y el cuidado de los demás y sus necesidades. ¿Qué hay de “mis necesidades”? Los hombres se ponen celosos de aquellos pequeños en la casa que están consumiendo todo el tiempo y energía de su cónyuge. Parece que ya no lo quiere ni lo desea. Todo lo que hace es cuidar a los niños, correr a todas partes con ellos y no prestarle atención. Comienza a buscar en otra parte a esa persona que le dará lo que necesita tanto en atención como sexualmente. Está bajo el supuesto de que otra persona puede satisfacer sus necesidades y le hará feliz. Cree que no le corresponde a él, sino a otra persona, hacer que se sienta amado y querido. Después de todo, “¡merece ser feliz!”

Hay muchos otros motivos del porque los hombres casados buscan amantes, los cuales seguiremos compartiendo en nuestros siguientes artículos. Si consideras que esta información te ha sido muy útil e interesante, te pedimos por favor compartirla en tus redes sociales, así ayudarás a más mujeres que pasan por este dilema.

Compártelo en tus Redes Sociales...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin