Una Mujer Con Diabetes Puede Tener Hijos?

una mujer con diabetes puede tener hijos

Sufres de diabetes? Quieres saber si una mujer con diabetes puede tener hijos sin riesgo alguno para tu salud o la de tu bebé? Como sabrás, la diabetes puede afectar a una persona sin previo aviso y a veces incluso puede ocurrir sin ningún antecedente familiar. Para una mujer en edad fértil, esto es estresante, como el deseo de convertirse en madre y la idea de hacerle daño al niño.

Aunque no se pueden ignorar los riesgos asociados con el embarazo en una mujer diabética, el número de conceptos erróneos es enorme y aumenta el estrés. Sin embargo, la situación no es tan mala como parece. La mujer diabética puede quedar embarazada y dar a luz a bebés sanos. Sólo necesitas tomar ciertas precauciones para ser madre.

¿Una mujer con diabetes puede tener hijos?

La respuesta corta es “Sí”. Dado que la diabetes es una afección crónica, se requiere que la persona cuide su salud. Es esencial controlar los niveles de azúcar y mantenerlos bajo control. Esto se hace aún más necesario e importante durante el embarazo, cuando tu cuerpo está experimentando muchos cambios.

Debes interactuar más a menudo con tu médico y otros profesionales de la salud durante tu embarazo y tratar de controlar la diabetes lo mejor que puedas. De esta manera puedes tener un embarazo exitoso y un bebé saludable.

¿Cómo afecta la diabetes a mi embarazo?

Las complicaciones más comunes de la diabetes son las que afectan el riñón, los ojos y el sistema nervioso. Estos también se conocen como nefropatía diabética, retinopatía y neuropatía, respectivamente. Después del parto, los síntomas pueden desaparecer; sin embargo, es posible que se requiera tratamiento. Asegúrate de informar a tu médico sobre cualquier cambio en tu cuerpo, ya que pueden ser síntomas de una afección. Las afecciones comunes que se observan entre las madres son:

  • Infección del tracto urinario que lleva a fiebre.
  • Presión arterial alta que lleva a la acumulación de líquido.
  • Hinchazón en las extremidades y la cara.
  • Excreción de proteínas en la orina.
  • Síndrome del túnel carpiano que produce entumecimiento y hormigueo en las manos.
    de cuerpos cetónicos.
  • Riesgo de parto prematuro o requisito de cesárea.

Si no se detecta durante mucho tiempo, puede haber un empeoramiento de los problemas oculares, daño a los nervios y trastorno renal severo. Se pueden suministrar medicamentos, incluida la sugerencia de reposo completo en cama, ingreso temprano al hospital o parto prematuro.

La diabetes no controlada también puede poner al bebé en riesgo, por ejemplo:

  • Niveles altos de azúcar en la sangre que conducen a la acumulación de grasa en los hombros y el tronco.
  • Bajo nivel de azúcar en la sangre después del nacimiento.
  • Ictericia.
  • Riesgo de volverse obeso o diabético más tarde en la vida.

Cómo reducir los riesgos de complicaciones por la diabetes durante el embarazo

Si los niveles de azúcar en la sangre se mantienen bajo control antes y durante el embarazo, la mayoría de las complicaciones relacionadas con la diabetes pueden reducirse. Esto se puede hacer siguiendo algunos pasos fáciles durante el embarazo e incluso antes de quedar embarazada:

1. Hacer un Plan

Primero tienes que hacer un plan para realizar un chequeo médico completo antes de quedar embarazada. Es necesario determinar los niveles de azúcar en la sangre y otros efectos de la diabetes en tu cuerpo. Es posible que necesites hacer ciertos cambios en su vida antes de quedar embarazada, como bajar de peso si tienes sobrepeso. No dejes la concepción al azar.

2. Hacer chequeos regulares

El embarazo implica chequeos médicos regulares; sin embargo, una mujer diabética necesitaría aún más chequeos que una mujer no diabética. Esto es para asegurar que cualquier cambio o efecto de la diabetes se detecte a tiempo y se eviten complicaciones adicionales para la mujer o el feto.

3. Presta mucha atención a tu nivel de azúcar en la sangre

Los cambios en el nivel de azúcar en la sangre son muy rápidos en la diabetes, incluso más si estás tomando insulina. El embarazo causa cambios rápidos en el cuerpo y es muy importante saber cómo manejar los cambios con insulina, comida y ejercicio. Asegúrate de llevar contigo glucosa o caramelos en caso de emergencia. También informa a las personas que te rodean acerca de tu condición y qué hacer en caso de que tengas una reacción de bajo nivel de azúcar en la sangre.

4. Consume una Dieta Saludable

Los diabéticos necesitan seguir un plan de dieta especial para la diabetes y asegurarse de que los niveles de azúcar en la sangre se mantengan normales. Las necesidades dietéticas cambian aún más durante el embarazo. Consigue una dieta especial hecha por un dietista y elije los alimentos correctos.

5. Hacer algo de ejercicio

El ejercicio es una necesidad antes y durante el embarazo para una mujer diabética. Una vez que estas embarazada, obtén la lista de ejercicios para la diabetes que puedes realizar con seguridad. Asegúrate de realizar al menos 30 minutos de ejercicio todos los días, como caminar a paso ligero o nadar.

6. Usar medicamentos bajo instrucciones

Muchos medicamentos para la diabetes están contraindicados durante el embarazo. Es muy importante que todos los medicamentos que tomas sean previamente aprobados por tu médico para su consumo. Toma los medicamentos sólo como se indica y sólo en las dosis sugeridas.

7. Tomar ácido fólico como Suplemento

El ácido fólico se recomienda a las mujeres que intentan quedar embarazadas y también durante el embarazo. La dosis es de 400 microgramos; sin embargo, la necesidad aumenta a 5 miligramos si la mujer es diabética. Esto es para asegurar que el niño no nazca con ningún defecto congénito como la espina bífida. Esto puede ser confirmado por tu médico y debe tomarse hasta las 12 semanas de embarazo.

¿Qué más debo saber sobre la diabetes y el embarazo?

1. La diabetes afectará tu parto

En los primeros días, era una práctica común dar a luz al bebé a las 37 o 38 semanas si la madre era diabética. Sin embargo, en estos días puedes llevar al bebé a término si tu médico te lo ha aconsejado. Una fecha tentativa de parto debe ser planificada junto con el médico y debes estar preparada para un parto por cesárea también.

Siempre es aconsejable tener el parto en el hospital para estar preparados para cualquier circunstancia imprevista. Después del parto, el bebé tendrá que ser monitoreado para ver si tiene niveles de azúcar y es mejor hacerlo en un hospital. También puedes tener un parto normal y los médicos podrán suministrarte glucosa o insulina según sea necesario dependiendo de tus niveles de azúcar en la sangre.

2. Cuida tu salud y la de tu bebé

Tu cuerpo sufrirá cambios después del parto que afectarán los niveles de insulina. El nivel de insulina puede disminuir drásticamente en los primeros días y luego estabilizarse. Todo el proceso de estabilizar tu diabetes y las dosis de insulina pueden tomar hasta semanas. Debes asegurarte de seguir de cerca los cambios en tu cuerpo y consultar a tu médico en todos los niveles que presentes.

Tu bebé puede tener niveles bajos de azúcar en la sangre después del nacimiento y necesitaría que se le administre glucosa. La ictericia también se puede observar después del nacimiento y se requiere un control minucioso.

3. Puedes amamantar a tu bebé

La lactancia materna se puede hacer normalmente si estás con insulina, ya que no se pasa a través de la leche materna, sin embargo, las tabletas hipoglucémicas orales se pueden transferir a través de la leche, por lo tanto, sería aconsejable mejor tomar insulina. Los requerimientos de insulina disminuyen en tales condiciones, por lo tanto, necesitas monitorear los niveles de azúcar ya que el desarrollo de hipoglucemia podría ser un riesgo.

Bueno querida amiga, espero te sientas más tranquila si es que estás embarazada o piensas estarlo y además sufres de diabetes. Ya sabes que una mujer con diabetes puede tener hijos y que cuidados debes tener para no poner en riesgo tu salud y la de tu bebé. Si este artículo te resultó muy útil, por favor compártelo en tus redes sociales con tus amigas o familiares que necesiten esta información. Te lo agradeceremos de todo corazón.

Compártelo en tus Redes Sociales...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin